Practicando la grisalla

Seguimos con Guild Ball, no tenía pensado pintar de momento ninguna figura más del juego pero mira, a veces las cosas simplemente surgen, empezó como una prueba de grisalla, me fui liando y como ya quedaba tan poco decidí terminarla, así que hoy vamos a hablar de cómo he pintado la mini, ya que esta versión de Spigot no la he jugado nunca y prefiero no especular sobre su uso, además siempre podéis hacer como yo y jugar a oSpigot que es el bueno 😉

La grisalla

Vamos a empezar por hablar un poco de lo que es una grisalla.

La grisalla es una técnica donde usando blanco y negro creamos diferentes tonos de grises para crear puentes, jugando con esos puentes y grados de luminosidad del color marcaremos las que serían zonas de luz o sombra, las zonas en sombra se quedarán en un tono cercano al negro y las de luz de un gris claro casi blanco, este planteamiento nos sirve como un boceto sobre el que trabajar después.

"guild ball" "v.Spigot" "cerveceros" "brewers" "al rincón de pintar"

Como podéis ver, la grisalla que he hecho yo es bastante básica, usé una imprimación negra aplicada a aerógrafo sobre la que apliqué una segunda capa, una vez seca la anterior, con blanco bastante diluido también con aero, este blanco al aplicarse diluido ya actúa como un primer filtro consiguiendo un tono gris que sirve como tono medio por así decirlo. En las zonas que quería resaltar más le di una segunda capa más focalizada, esto nos marca muy bien los volúmenes pero al tirar con aerógrafo se difumina mucho por lo que usé el pincel para enfatizar las zonas que recibirán más luz y también crear textura en el tartán.

Aplicando el color

Para empezar a aplicar el color diluí la pintura hasta que me quedó en un estado próximo al de una veladura, y descargue un poco el pincel sobre un papel absorbente para evitar encharcar la zona y la apliqué de manera unidireccional, lo más recomendable es hacerlo de claro a oscuro para que la gota se deposite en las zona oscuras.

Seguramente estáis pensando que hacer una grisalla en un 28mm que se va a usar para jugar es bastante inútil y, bueno, sí, es verdad, pero fijaos que con una sola pasada conseguimos zonas de sombra e iluminaciones con muy poco esfuerzo, ya que el blanco enseguida se tiñe con el color y las zonas oscuras nos crean una transición que después podemos trabajar más o dejar tal cual según nuestro interés, lo bien trabajada que esté la grisalla nos va a facilitar que esas transiciones sean más suaves, como no es mi caso me tocó currar un poco en el pantalón y bastante más en las zonas de carne, que son zonas que de todas maneras se tienen que trabajar.

Resultado

Pues así ha quedado el amigo Spigot, si lo comparo con otras minis similares no veo mucha diferencia y he invertido menos tiempo en ella, estoy seguro que he hecho cosas mal y que a otra escala no funcionarían de la misma manera, así que me tocará volver a probar porque me parece bastante interesante el tema, pero por ahora me voy a ir ciñiendo a mi lista de propósitos que ya se acaba Enero y aún no he empezado.

Un saludo.